Manifiesto por la seguridad, la justicia y la dignidad de Morelos

Al pueblo de Morelos:

Al pueblo de México:

A las autoridades federales:

A los representantes populares federales:

 

El estado de Morelos se encuentra en una de las crisis más graves de su historia reciente. Si bien en algunos aspectos dicha crisis no sólo responde a causas locales, sino nacionales e incluso internacionales, la incapacidad del gobierno estatal, que se expresa en la mala administración, las constantes omisiones, las decisiones arbitrarias, la corrupción incesante, la impunidad rampante y el total desapego a los intereses de la ciudadanía morelense, ha empeorado la situación provocando que Morelos padezca violencia, injusticia, pobreza, inseguridad, desempleo, nulo crecimiento económico, devastación ambiental, destrucción del tejido social y cultural del estado.

 

Graco Luis Ramírez Garrido Abreu es un representante fiel del gran capital que pretende gobernar el mundo a costa de las economías locales, la diversidad cultural y social y el medio ambiente, que ha provocado la crisis en la que se hunde Morelos.

 

Esta realidad, que a lo largo de los últimos años ha sido documentada y expresada públicamente por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y diversas organizaciones sociales, puede resumirse en dos prácticas: 1. La violación sistemática de los derechos humanos y de los derechos colectivos de los pueblos originarios y 2. La mentira como forma de gobierno.

 

El gobierno del estado de Morelos viola los derechos humanos:

 

  1. Al no garantizar la seguridad de los ciudadanos y reducir el grave problema de la violencia a una estrategia policiaca que, concentrada en un mando único, lejos de atacar la corrupción y la impunidad, ha exacerbado la inseguridad y la desconfianza hacia el gobierno.
  2. Al no garantizar la justicia a las víctimas de la violencia revictimizándolas y criminalizándolas, y al tener secuestrada para su provecho la Ley de Atención y Reparación del Daño a Víctimas y Violaciones de Derechos Humanos.
  3. Al convertirse en cómplice del crimen organizado desapareciendo cuerpos, como en el caso de las fosas clandestinas de Tetelcingo y Jojutla. Además las desapariciones continúan y no existe una verdadera política que las erradique de una vez por todas.
  4. Al ignorar por completo la violencia de género que se traduce en el aumento de los feminicidios, a pesar de que se cumple un año de la Alerta de Violencia de Género en ocho municipios.
  5. Al no invertir en el campo los recursos suficientes y desatender las demandas de los campesinos, los agricultores y los ganaderos.
  6. Al incentivar formas económicas que destruyen los tejidos sociales de las poblaciones, concentran las riquezas en unos cuantos y generan situaciones de miseria y exclusión social.
  7. Al atropellar los derechos laborales de los maestros y los trabajadores del estado, quienes se han visto afectados por la aprobación de reformas que lesionan sus reivindicaciones.
  8. Al modificar la Ley del Instituto de Crédito para los Trabajadores del Estado que les reduce el acceso al crédito, dañando la economía al aumentar los porcentajes de las cuotas y dándole toda la libertad al gobernador para manejar los fondos.
  9. Al afectar a los transportistas y a sus familias impulsando el sistema de transporte Morebús, que estará concesionado a una empresa monopólica.
  10. Al escatimar el presupuesto para los rubros de salud, y despedir a más de 200 trabajadores de los Servicios de Salud de Morelos, una buena parte de ellos de los hospitales comunitarios, como en Puente de Ixtla. Esto es parte de la estrategia para privatizar los servicios de salud.
  11. Al despedir injustificadamente a casi 700 trabajadores de distintas dependencias del gobierno del estado.
  12. Al regatear sistemáticamente las prestaciones que han sido conquistadas por los jubilados de la educación. Al mismo tiempo, no existe la intención de resolver el problema de las pensiones y jubilaciones en la entidad.
  13. Al incumplir con la entrega de recursos para la conclusión de obras de infraestructura en planteles escolares de educación básica.
  14. Al no aplicar la ley para erradicar las cuotas escolares y cobrar a los padres de familia las boletas, el agua, la luz y el teléfono en los planteles educativos.
  15. Al incumplir con los compromisos adquiridos públicamente con la UAEM en materia de infraestructura y financiamiento.
  16. Al derogar la revocación de mandato de la Constitución Política del Estado de Morelos, a través del Congreso del estado, coartando así el derecho de los morelenses a fiscalizar, destituir y castigar a funcionarios públicos que atentan contra la vida y las libertades democráticas del estado.
  17. Al instaurar un gobierno corrupto e irresponsable que ha triplicado la deuda pública del estado durante su gestión, para realizar gastos onerosos y superfluos que sólo enriquecen a su familia y a sus allegados, tales como la remodelación del estadio Agustín Coruco Díaz y la organización de múltiples conciertos banales que no benefician al pueblo.
  18. Al reprimir, encarcelar o permitir el asesinato de defensores de derechos humanos y de opositores a los megaproyectos, como son los casos de Jaime Domínguez y Gustavo Salgado.

 

El Ejecutivo utiliza la mentira como forma de gobierno:

  1. Al  afirmar que la violencia en el estado ha disminuido y maquillar las cifras en materia de asesinatos, secuestros, feminicidios, desapariciones forzadas, robo con violencia, trata de personas y extorsiones, entre otros.
  2. Al afirmar que en Morelos los índices de violencia han bajado, cuando en realidad no pasa un solo día sin que un acto de violencia grave suceda en el estado.
  3. Al afirmar que el crecimiento económico del estado ha mejorado, cuando en realidad Morelos ocupa los últimos lugares en este rubro: en los últimos años ha sufrido un decrecimiento en el Producto Interno Bruto que lo ubica como el estado en donde más ha crecido la pobreza.
  4. Al afirmar que han aumentado las oportunidades de empleo con proyectos contraproductivos como la construcción de plazas comerciales, instalación de mineras y plantas termoeléctricas o ampliación de carreteras que no sólo devastan el ambiente, las vidas comunitarias y las economías locales, sino que acrecientan la pobreza laboral y únicamente benefician a unos cuantos que ni siquiera viven en el estado.
  5. Al afirmar que ha apoyado a la UAEM (“Con la Universidad todo, contra la Universidad nada”), cuando en realidad pretende violentar su autonomía y someterla al control de los intereses partidocráticos y de intereses contrarios a la educación pública y a la libertad de pensamiento.
  6. Al afirmar que el hartazgo ciudadano en su contra es un intento de grupos políticos que buscan desestabilizar a su gobierno, cuando en realidad dichas expresiones son producto de su autoritarismo e incapacidad para gobernar.
  7. Al denostar a los defensores de derechos humanos en el estado e implementar, con fondos públicos, campañas mediáticas de desprestigio en su contra, como en el caso de las difamaciones al obispo Ramón Castro y a diversos actores sociales.
  8. Al instaurar ataques contra periodistas críticos e independientes y abogados morelenses.

 

Ante estos hechos, que muestran la ausencia de gobierno y el uso de la violencia de Estado para favorecer intereses autoritarios y criminales, demandamos:

  1. La salida inmediata del gobernador Graco Ramírez por instaurar un gobierno que en menos de cuatro años hundió a Morelos en la peor crisis social, económica y política de los últimos tiempos.
  2. El juicio político en contra del gobernador y de aquellos actores que desde el Estado han traicionado a la ciudadanía.
  3. Dar cauce a las denuncias interpuestas contra el gobernador ante la Procuraduría General de la República (PGR) por peculado y uso ilegal de atribuciones, e iniciar el proceso penal respectivo contra él y sus cómplices por los delitos de omisión y complicidad en los asesinatos, secuestros, feminicidios, desapariciones forzadas, robo con violencia, trata de personas, extorsiones y lo que resulte.
  4. Dar cauce a las investigaciones relacionadas con los delitos cometidos por las inhumaciones clandestinas en las fosas de Tetelcingo.
  5. La conformación de un gobierno de reconciliación que se comprometa a cumplir las demandas ciudadanas y la agenda del Frente Amplio Morelense (FAM).

 

Por ello convocamos a la población en general a las movilizaciones que se estarán realizando en todo el estado a partir del martes 16 de agosto de 2016, a las 10 de la mañana.

  1. La movilización en Cuernavaca partirá de los siguientes puntos:
  • Cuernavaca norte: Glorieta de Emiliano Zapata en Buena Vista. Avanzará por Av. Emiliano Zapata, Obregón, Matamoros hasta llegar al kiosco del Centro.
  • Cuernavaca oriente: Frente a la clínica del IMSS en Plan de Ayala. Avanzará por Plan de Ayala hasta el Vergel, continuando por el circuito del Mercado Adolfo López Mateos y la calle de Gutenberg hasta llegar al kiosco del Centro.
  • Cuernavaca sur: Avenida Morelos Sur, frente a la secundaria 4 Valentín Gómez Farías, en la colonia Chipitlán. Avanzará por la Av. Morelos, la calle Hidalgo y doblará en Galeana hasta llegar al kiosco del Centro.

 

Las tres movilizaciones se concentrarán en un mitin frente al kiosco del Centro, en la calle Galeana.

 

  1. En Cuautla, la movilización partirá de los Arcos y culminará en la Alameda, ubicada en el centro de Cuautla en donde se realizará un mitin.
  2. En Jojutla, la movilización partirá de la preparatoria de la UAEM en Jojutla y culminará en el zócalo del municipio en donde se realizará un mitin.

 

Asimismo, convocamos a que se sumen a las acciones de resistencia no violentas de las que oportunamente les informaremos.

 

Hacemos responsable a Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, a sus representantes y personeros, de la seguridad de todos los integrantes de las instituciones y organizaciones que participan en el Frente Amplio Morelense.

 

Atentamente

Frente Amplio Morelense

 

Cuernavaca, Morelos, 10 de agosto de 2016.