05-01-2018

Inician trabajos de reconstrucción de la Preparatoria Número 4 de Jojutla

BOLETIN DE PRENSA

Boletín No. 2080

Ciudad Universitaria, 5 de enero de 2018.


 

El pasado 2 de enero dieron inicio los trabajos de demolición de cuatro de cinco edificios de la Preparatoria Número 4 de Jojutla de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), que resultaron dañados estructuralmente por el sismo del 19 de septiembre.

“Las obras de demolición se llevarán entre tres y cuatro semanas, y a partir de febrero iniciará la construcción de cuatro nuevos edificios que esperamos sean entregados en el mes de abril”, dijo Miguel Ángel Ibarra Robles, director de esta unidad académica.

La Preparatoria Número 4 de Jojutla cuenta con una matrícula escolarizada y de sistema abierto de alrededor de 2 mil estudiantes con 125 trabajadores aproximadamente, comunidad que después del sismo suspendió sus actividades durante un mes con el fin de organizarse y reiniciar labores en el mes de octubre en instalaciones que tuvieron que adecuarse.

Miguel Ibarra agregó que el semestre iniciará el 15 de enero, “pero debido a las demoliciones las actividades darán inicio en forma escalonada hasta el 12 de febrero en uno de los edificios que afortunadamente no se dañó durante el sismo”.

El proyecto de construcción con recursos provenientes del gobierno federal a través del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), incluye cuatro edificios, que contarán con un auditorio, biblioteca, laboratorio de química y aulas.

“Estamos con sentimientos encontrados, tristes porque nos quitan unos edificios con mucha historia, pero contentos porque nos dan nuevos espacios que se construyen con las nuevas normas estipuladas por el gobierno estatal y federal de acuerdo a lo que se indica en una zona sísmica”, mencionó Ibarra Robles.

Durante una ceremonia breve para despedirse de los edificios que albergaron a estudiantes de numerosas generaciones, el director de la preparatoria Miguel Ibarra, invitó al personal académico, administrativo, y jubilados, así como a sus alumnos y egresados, a que compartieran algunas de sus anécdotas en esta institución con alrededor de 63 años.

“Esta es una preparatoria que ha forjado a personas de bien, hay muchos profesionistas que han egresado y eso nos llena de orgullo, vamos a continuar con esta tarea”, finalizó Miguel Ibarra.

 

 

Por una humanidad culta