Menú
Gaceta Universitaria
Investigación

Investigadora recibe reconocimiento de la Sociedad de Toxicología Ambiental

Investigadora recibe reconocimiento de la

Sociedad de Toxicología Ambiental

 

 

Cristina Martínez Garza, profesora investigadora del Centro de Investigación en Biodiversidad y Conservación (CIByC) de la UAEM, recibió el premio de la Sociedad de Toxicología Ambiental y Química (SETAC por sus siglas en inglés), por la publicación de un artículo.

Dicho reconocimiento se otorgó a Martínez Garza en la categoría de Mejor publicación de investigación, artículo de investigación innovador por ciencia relevante, transparente y reproducible para mejorar el ambiente. 

“Estamos muy contentos de haber recibido el premio de la SETAC. Este artículo surgió de un taller organizado por la SETAC y la Sociedad de Restauración Internacional que reunió a especialistas en restauración teórica y práctica, ecólogos, y empresas con el objetivo de descontaminar ecosistemas”, explicó la investigadora universitaria el pasado 18 de septiembre.

La SETAC es una sociedad profesional sin fines de lucro a nivel mundial, integrada por investigadores e instituciones que se dedican al estudio, análisis y solución de problemas ambientales, la gestión y regulación de los recursos naturales, educación ambiental, investigación y desarrollo, entre otros temas.

La Sociedad de Toxicología Ambiental y Química promueve el avance y la aplicación de la investigación científica relacionada con contaminantes y otros factores estresantes en el medio ambiente, la educación en las ciencias ambientales y el uso de la ciencia en la política ambiental y la toma de decisiones.

Cristina Martínez ha desarrollado proyectos de investigación sobre conservación, ecología de la restauración y medio ambiente, es autora de artículos de divulgación científica y ha recibido premios nacionales e internacionales por su trayectoria.

Sobre el artículo publicado en 2016 que le mereció el premio recibido este año, la investigadora explica que trata sobre las técnicas de descontaminación que se utilizaban en el pasado, “las cuales eran tan agresivas con el ambiente, que los sitios quedaban totalmente deshabilitados para cualquier actividad biológica”.

Más leidos

Investigadora recibe reconocimiento de la Sociedad de Toxicología Ambiental

Avanza consolidación de cuerpos académicos