Organización institucional

Informes de actividades de Rectoría

Cuarto informe de Actividades

Para cumplir con lo establecido en el artículo 28 de la Ley Orgánica de la Universidad Au- tónoma del Estado de Morelos (UAEM) acerca de las obligaciones del Rector, me honro en presentar ante el Consejo Universitario de esta Máxima Casa de Estudios, mi Cuarto Informe de Actividades, correspondiente al período que abarca del 15 de marzo de 2015 al 14 de marzo de 2016.

Lo hago en momentos históricos de retorno a una barbarie que ninguna considera- ción o principio ético han podido contrarrestar. En tiempos de un nuevo orden mundial absurdo, fanático y totalitario. En el ocaso de la cultura occidental, el mundo que iróni- camente es el resultado de la voluntad del ser humano, de su prometeico intento de dominación, está derrumbándose.

Guerras articuladas a la ambición desmedida, mecanización inhumana, dictadu- ras totalitarias, aniquilación de seres humanos y pueblos enteros, despojo y devas- tación de la naturaleza, nos han abierto por n los ojos para revelarnos la clase de monstruo que hemos engendrado y criado con orgullo. Hoy el deseo de justicia es multitudinario.

Seguir leyendo >>

 

Tercer informe de Actividades

Para cumplir con lo establecido en el artículo 28 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, acerca de las obligaciones del Rector, me honro en pre- sentar ante el H. Consejo Universitario de esta máxima casa de estudios mi Tercer Informe de Actividades, correspondiente al periodo que abarca del 15 de marzo de 2014 al 14 de marzo de 2015.

Por tercera ocasión, lo hago en un momento histórico de “sueños y pesadillas en el que, una de estas pesadillas, se atribuye ser nuestro único sueño permitido: un modelo de desarrollo que desprecia la vida y adora las cosas”.1

A cada hora, el poder del mundo se concentra y se globaliza. Unas cuantas empre- sas, como un salvaje poder totalitario, lo tienen en sus garras. Continentes en la miseria junto a altos niveles tecnológicos, posibilidades de vida asombrosas a la par de millones de seres humanos desocupados, sin hogar, sin asistencia médica, sin educación. Seguir leyendo >>

 

Segundo informe de Actividades

Para cumplir con lo establecido en el artículo 28 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), acerca de las obligaciones del Rector, me honro en presentar ante el H. Consejo Universitario de esta casa de estudios mi Segundo Infor- me de Actividades, correspondiente al periodo que abarca del 15 de marzo de 2013 al 14 de marzo de 2014.

Lo hago en momentos en que estamos frente a un parteaguas civilizatorio carac- terizado por el absurdo de un mundo que —como escribiera Martin Heidegger— “está fuera de quicio y parece estar rodando hacia la nada de lo que carece de sentido”. En mo- mentos en que asistimos al final de una época que se proyectó por más de cinco siglos y en la que el sentido de la historia estuvo regido por la idea de progreso lineal y continuo; al final de una ilusión colectiva de modernidad, basada en una razón arrogante y omni- presente que, desde el siglo XVI, pretendió establecer su dominio sobre la naturaleza, comprender sus leyes, liberarnos de los demonios de la superstición y de las tinieblas de la ignorancia, buscando construir una morada racional para el hombre, mediante la ciencia, la técnica y el buen gobierno. Seguir leyendo >>

 

Primer informe de Actividades

Para dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 28 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), acerca de las obligaciones del Rector, me honro en presentar ante el Consejo Universitario de esta casa de estudios mi Primer Informe de Actividades, correspondiente al periodo que abarca del 14 de marzo de 2012 al 14 de marzo de 2013.

Lo hago en un momento histórico que demanda cambios fundamentales en nues- tras formas de vida y concepciones del mundo, y en que la educación, en su sentido más amplio, tiene una función preponderante como instrumento poderoso para pro- piciar transformaciones que contribuyan a humanizar a la humanidad; en un momento histórico en que la democracia, la equidad y la justicia social, la paz y la armonía con nuestro entorno natural, deben ser aspiraciones para un mundo en devenir. Lo hago convencido de que el mundo del mañana deberá ser esencialmente diferente del que hemos construido hasta ahora, en los albores del siglo XXI, pues, de otro modo, si acaso sobrevive, no será más que en la barbarie. Seguir leyendo >>