12-11-2014

Exhortan líderes indígenas y activistas sociales a unirnos por la paz de México

Boletín No. 658.

Ciudad Universitaria, 12 de noviembre de 2014.

 

 

 

En el marco del Foro Internacional "Comunidad Cultura y Paz" que se realiza en el auditorio Emiliano Zapata Salazar de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), este 12 de noviembre, el activista y líder mormón Julián Lebarón, los comuneros de Atenco Ignacio del Valle y Martha Pérez, así como la abogada Talía Vázquez, en representación de José Mireles, ex vocero y fundador de grupos de autodefensa en Tepalcatepec, Michoacán, y Valentín Hernández Chapa, integrante de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de la Montaña y la Costa Chica de Guerrero, participaron en la mesa de análisis: "Diferentes visiones de la autonomía y otras formas de organización".

Julián Lebarón exhortó a la ciudadanía a unirse para “tener la fuerza de despedir a todos aquellos que tienen poder y no están dando resultados a favor de la sociedad, tenemos que tener la fuerza para hacerlo, porque aunque los gobiernos sean independientes o vengan de otro partido, si desde la ciudadanía no podemos obtener ni siquiera una escuela, cómo vamos a adquirir algo del gobierno o de las iglesias”.

Martha Pérez habló sobre su experiencia en la lucha social de Atenco contra el gobierno, mientras que Ignacio del Valle enfatizó que la lucha que hoy se vive en México no sólo la sienten por Atenco, sino por todo el país: “hoy la patria nos llama porque lo que sucede en Cherán, en el norte o sur del país nos tiene que doler, que importar, que el movimiento de los maestros, de los alumnos, no es una cosa aparte, tenemos que entender que es un asunto de todos y nos tiene que importar lo que está sucediendo, por eso cuando gritamos esa consigna de rabia, de impotencia, no sólo es para decir que ‘ni perdón ni olvido’, no en el sentido de venganza, sino en el sentido de justicia”.

Por su parte, Valentín Hernández Chapa expresó que “creemos que el pueblo de México no nos merecemos este gobierno, y por ello llamamos a construir alternativas desde abajo en las que los jóvenes, sobre todo los universitarios, campesinos, los que ya no tenemos mucho que perder, tenemos el deber de ser creativos para darnos las formas de gobierno que merecemos”.

Valentín Hernández agregó que no plantean confrontaciones violentas con el Estado, “no planteamos derrocar al gobierno, planteamos construir poder comunitario, recuperar la capacidad del pueblo para ser organización, para su beneficio, como decía el general José María Morelos, donde el poder público que generemos, como ya lo hacemos con la policía comunitaria, se instituya en beneficio del pueblo, creemos que esa es la tarea urgente y hay que asumirla”.

Talía Vázquez, abogada del ex vocero y fundador de grupos de autodefensa en Tepalcatepec, Michoacán, José Mireles; destacó que “en este momento, tomando de ejemplo las autonomías indígenas, la sociedad mexicana pluricultural, y ante la gota que derramó el vaso de Ayotzinapa, o nos componemos en la autodefensa, o nos componemos, o tomamos esto como nuestro y salvamos nuestra patria, nuestros hijos, nuestras propias vidas o nos componemos, entonces, por una seguridad pública y por impartición de justicia, yo soy autodefensa”.

Este mismo tema se analizó con los líderes indígenas Pablo Ramírez y José Trinidad Ramírez, la periodista Gloria Muñoz, y el luchador social Carlos Chávez, en el Museo Memoria y Tolerancia en la Ciudad de México, debate en el que Pablo Ramírez destacó que para ellos la autonomía está viva, “corre por los pueblos y los procesos organizativos, fluye en algunas de las prácticas. Se encuentra desde la cotidiana reafirmación de la identidad cultural, colectiva, espiritual e histórica. Ha sido la manifestación de los pueblos la que ha hecho presente este grito autónomo que cuestiona al sistema de opresión que vivimos y que además teje la vida digna desde las diferentes facetas de nuestra sociedad”.

Trinidad Ramírez comentó que en Cherán, Michoacán, han tenido que organizarse para encontrar la paz entre sus comunidades, con lo cual desde 2011 han podido controlar sin el apoyo del gobierno local, estatal o federal.

Las actividades continúan este 13 de noviembre con la mesa de análisis “Las voces indignadas de las plazas”, “Organizaciones y empresas sociales”, “Libertad de expresión y paz” y “Territorio y patrimonio” a partir de las 10 horas tanto en el Museo Memoria y Tolerancia en la Ciudad de México como en el auditorio Emiliano Zapata del Campus Norte de la UAEM, y pueden seguirse en vivo por la página: www.foroporlapaz.org.mx.

 

 

 

Por una Humanidad Culta