25-03-2021

Necesarias más mujeres en el sector energético

BOLETIN DE PRENSA

Boletín No. 3727

Ciudad Universitaria, 25 de marzo de 2021.

 

 

“En México menos del 25 por ciento de las personas trabajadoras en dependencias de gobierno del sector energético son mujeres y sólo el 0.4 por ciento ocupan un cargo de decisión”, señaló Karla Graciela Cedano Villavicencio, egresada del Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas (CIICAp), en la conferencia virtual que impartió el pasado 24 de marzo titulada El papel de las mujeres en el sector energético, organizada por la Dirección de Vinculación de la Universitaria de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

La investigadora en la demanda social de energía, innovación y sostenibilidad con perspectiva de género, Karla Cedano informó que en el ámbito de las energías renovables, sólo el 5 por ciento de los integrantes de consejos ejecutivos son mujeres; como personas de consejo de dirección el 19 por ciento, en consejos directivos de empresas el 16 por ciento y en puestos de liderazgo en compañías, el 14 por ciento.

A nivel global en el sector petrolero el 22 por ciento son mujeres, en puestos de administración, economía y jurídicos el 35 por ciento, mientras que en puestos administrativos como secretarias, recepcionistas e intendentes son el 32 por ciento, según datos de la encuesta aplicada por la Agencia Internacional de Energías Renovables (INEA, por sus siglas en inglés).

Cedano Villavicencio señaló que algunos de los factores que impiden el desarrollo pleno de las niñas y mujeres en el estudio de las matemáticas, ciencias y tecnología, son el entorno de aprendizaje, los prejuicios de la familia, la sociedad y la propia escuela.

Ante ese contexto, comentó que algunas de las estrategias para que más mujeres se inserten en el sector de las energías renovables modernas, son las redes y asociaciones de colaboración académica y científica de mujeres, lo que genera contactos y procesos de mejora en el acercamiento de puestos de trabajo, entrenamiento específico y una política de género.

“La falta de antecedentes de mujeres que estudien son principalmente por la falta de metas y cuotas de género, políticas empresariales que excluyen a las mujeres en sectores de toma de decisiones, la movilidad limitada por dedicarse al cuidado del hogar y los hijos, y la falta de información para ingresar a vacantes para mujeres en empresas”, dijo la investigadora.

Karla Cedano recordó que la primera mujer que se graduó en México en ingeniería civil por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue Concepción Mendizábal Mendoza en 1930 y en 1944, Luz Vásquez Gómez fue la primera mujer ingeniera mecánica egresada del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

 

 

 

Por una humanidad culta

Una Universidad de excelencia