25-11-2019

Se suman universidades a la Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones

" 1919-2019: en memoria del General Emiliano Zapata Salazar"

 

BOLETIN DE PRENSA

Boletín No. 3260

Ciudad Universitaria, 25 de noviembre de 2019.

 

 

El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Gustavo Urquiza Beltrán, asistió este día a la reunión de trabajo para establecer un compromiso de acciones que generen una cultura de paz desde las instituciones de educación superior, convocada por la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de la Subsecretaría de Educación Superior y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies).

El gobierno federal, a través de la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia, apela al compromiso social de las universidades del país y las convocó a través de la SEP y la Anuies, a participar en la Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones (ENPA) “Juntos por la paz”, con el objetivo de incidir de manera medible en la disminución y efectos del consumo de drogas entre las niñas, niños y juventudes.

La presentación de dicha estrategia contra las adicciones y fomento a la Cultura de Paz, estuvo a cargo de Jesús Ramírez Cuevas, de la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia de la República, con la participación de Jaime Valls Esponda, secretario ejecutivo de la Anuies y del subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, en este espacio para el intercambio de experiencias sobre las mejores prácticas de las instituciones de educación superior en el fomento a la cultura de paz y seguridad institucional.

La estrategia contempla entre sus objetivos fortalecer los factores de protección que reducen y previenen el consumo problemático de sustancias psicoactivas, atenuar los factores de riesgo, desarrollar políticas públicas y acciones para su atención, ampliar el acceso y disponibilidad de los servicios de tratamiento, rehabilitación a personas usuarias, entre otros.

Las universidades podrán colaborar con servicio social, prácticas profesionales, estancias académicas, proyectos de investigación o voluntariado en los Clubes por la paz, que son espacios que convoquen a cuidar, defender y potenciar la vida a través de la escucha, del hacer organizado y de la construcción colectiva de procesos de paz.

Además, podrán realizar proyectos de investigación que contribuyan en el ámbito social, académico y científico, crear brigadas comunitarias multidisciplinarias de docentes y estudiantes de acuerdo a las necesidades de las comunidades y participar en las mesas técnicas de construcción de la paz que la ENPA conformará en cada estado del país.

Luego de esta presentación a los rectores y titulares de las instituciones educativas, se realizarán reuniones operativas con las áreas para adaptar el modelo y generar acuerdos de trabajo y seguimiento, además se realizará la capacitación y formación de los equipos universitarios que se harán cargo de operar el proyecto, con la difusión y convocatoria interna para conformar el grupo de promotores y facilitadores, para finalmente hacer una revisión y diagnóstico de las necesidades por zonas y comunidades.

Los clubes pueden contribuir a que las universidades fortalezcan sus programas estratégicos de vinculación y responsabilidad social, esta colaboración interinstitucional puede también enriquecer la formación integral de la comunidad universitaria, contribuir a la generación y divulgación del conocimiento útil para el diseño de políticas públicas y planes de acción que abonen a la cultura de paz y bienestar, así como conocer otras experiencias interinstitucionales para el fortalecimiento mutuo.

La estrategia considera una mayor comprensión y atención del entorno, los cuales influyen en el riesgo de consumo de sustancias, repercute en su disminución e implica a la población afectada como digna de derechos, evitando criminalizar, estigmatizar y marginar a los consumidores.

 

 

Por una humanidad culta

Una Universidad de excelencia