Comunicado UAEM 11/11/2017

A la Comunidad Universitaria:

 

El 9 de noviembre de 2017 se llevó a cabo una conferencia de prensa en el Senado de la República, en la que participaron el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; Mons. Ramón Castro Castro, en voz de Gerardo Becerra Chávez; Emilio Álvarez Icaza Longoria; Javier Sicilia Zardain y los senadores Alejandro Encinas Rodríguez, Rabindranath Salazar Solorio y Fidel Demédicis Hidalgo.

En ella, los participantes expresaron su solidaridad con el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez, frente a las constantes agresiones, persecución política y amenazas de que es objeto por parte del gobierno del estado encabezado por Graco Ramírez. Asimismo, manifestaron su preocupación por la ingobernabilidad y la constante violación a los derechos humanos que priva en Morelos.

Contrariamente al llamado que hicieron a las autoridades federales, estatales y al Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que pertenece el gobernador, para que cesara la persecución contra el rector y se garantizara el estado de derecho en la entidad, Graco Ramírez respondió con un acto de venganza política: Le fabricó al rector y a su esposa María Elena Ávila Guerrero el delito de presunto enriquecimiento ilícito, y torció la ley para que un juez de control expidiera, unas horas después de la conferencia en el Senado, una orden de aprehensión, y luego una orden de cateo en su contra.

Indigna el despliegue de fuerza policiaca con el que se realizó el cateo, la madrugada del sábado 11 de noviembre de 2017, y el hostigamiento a la familia del rector y a la de su esposa.

Estos actos evidencian la ausencia del estado de derecho en Morelos, el uso de la ley para violar derechos humanos y la condición de indefensión en la que se encuentran los ciudadanos.

Evidencian también las intenciones del propio gobernador de destruir la autonomía universitaria y entrometerse en el proceso de elección de rector que vive en estos momentos la UAEM, con el fin de controlarla políticamente y utilizarla a favor de su proyecto transexenal.

Es inadmisible que la respuesta a las denuncias hechas en la máxima tribuna del país, sea un acto de represión política por parte del gobierno de Graco Ramírez. Es inadmisible también que, a pesar del llamado que se hizo en el Senado a la Federación y al PRD para que intervinieran frente al abuso de poder del gobernador, las respuestas hasta ahora sean el silencio y la omisión.

Expresamos nuestra absoluta solidaridad con el rector Jesús Alejandro Vera Jiménez y su esposa María Elena Ávila Guerrero, así como con su familia.

La Comunidad Universitaria exige con profunda indignación y de la manera más enérgica, el cese inmediato de la represión política, el restablecimiento del estado de Derecho en Morelos y el respeto absoluto a la autonomía universitaria, al proceso de elección de rector y a los derechos humanos.

Hacemos responsable al gobernador Graco Ramírez de cualquier agresión contra el rector, su esposa, su familia y los miembros del Consejo Universitario.

 

Por una humanidad culta

Una Universidad socialmente responsable

 

 

Ciudad Universitaria, 11 de noviembre de 2017.