25-09-2017

Crea UAEM sistema de información geográfica para ayuda a damnificados

BOLETIN DE PRENSA

Boletín No. 1908

Ciudad Universitaria, 25 de septiembre de 2017.


 

Para realizar una distribución adecuada de los víveres, brigadistas y ayuda en general a las diferentes zonas y localidades afectadas por el sismo del 19 de septiembre pasado, el Colectivo de Estudios Ambientales de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) creó el Sistema de Información Geográfica (SIG), un programa virtual de planificación y distribución de recursos materiales y humanos para la ayuda a damnificados.

Rafael Monroy Ortiz, profesor investigador de la Facultad de Arquitectura y coordinador del equipo, explicó que el SIG es un identificador de objetos gráficos de un mapa digital ordenado de manera alfabética por municipio, localidad afectada, tipo de daño y qué necesidades requiere concreta y urgentemente, para la entrega de ayuda de manera organizada, equitativa y oportuna.

De acuerdo con el mapeo digital se necesitan víveres y ayuda de brigadas de apoyo para la remoción de escombros en Tetela del Volcán, Ocuituco, Jumiltepec, Metepec, Hueyapan, Tlacotenco, San Miguel, Axochiapan, Quebrantadero, Tepalcingo, Xochitepec, Tetecala, Tlaltizapán, Huatecalco, Miacatlán y Cuentepec.

"Hasta el corte de información el día de ayer 24 de septiembre, en términos generales se observó que los víveres tienen relativamente un nivel de estabilidad, se ha podido llevar la ayuda a la mayoría de las localidades a excepción de zonas donde los caminos para llegar tienen afectaciones", dijo Rafael Monroy.

"Estamos en el proceso de iniciar la etapa de construcción de refugios para damnificados, luego seguirá la parte arquitectónica para los procesos de reconstrucción de viviendas, la cual llevará más tiempo", comentó Monroy Ortiz.

Monroy Ortiz destacó que la Universidad sigue siendo un referente de reconocimiento social y existe la confianza en el orden de la distribución de víveres, por lo que pidió la solidaridad de los ciudadanos para donar materiales de construcción como láminas, madera, lonas, plásticos y colchonetas, entre otros, para la construcción de refugios temporales para los damnificados.

 

 

 

Por una humanidad culta