13-05-2015

Analizan en UAEM abstención o anulación del voto ciudadano

 

BOLETIN DE PRENSA

Boletín No. 797.

Ciudad Universitaria, 13 de Mayo de 2015.

 

 

En el tercer día de actividades del coloquio “La Universidad de cara a las elecciones”, realizado este día en el auditorio Emiliano Zapata de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), alumnos y profesores investigadores participaron en la mesa de análisis “Votación, abstención o anulación”.

Fernanda Tomasini, alumna de la Facultad de Humanidades, quien presentó su ponencia titulada: “Nuestros sueños no caben en las urnas; por eso vamos por una nueva constituyente ciudadana y popular”, comentó que la ciudadanía y el movimiento social se han enfrascado en la discusión de ir o no a las urnas.

“Sin duda el momento que hoy vivimos es histórico donde el destino del país está en el aire. Hoy podemos escribir una nueva historia, la cual no está sujeta  al guión de la coyuntura electoral y le  hemos nombrado la Nueva Constituyente Ciudadana y Popular, este proceso busca ir creando esos nuevos sujetos, es decir, hombres y mujeres capaces de definir su destino, conscientes del poder que tienen y construir poder popular”, concluyó Tomasini.

Por su parte, Francisco Sandoval Vázquez, profesor investigador de la Facultad de Estudios Superiores de Cuautla, enfatizó que la participación ciudadana en los comicios electorales es síntoma de lo saludable que es una democracia, “podríamos decir que a mayor participación ciudadana, mayor nivel de confianza en las instituciones electorales, así como una mayor legitimidad del gobierno electo. La participación ciudadana se convierte entonces en síntoma de vocación democrática en una sociedad, alejando los intentos autoritarios por establecer formas de gobierno sin participación social”.

Agregó que es importante no renunciar a la vocación democrática pues cuando esto sucede aparecen formas autoritarias del ejercicio del poder en el gobierno, pues como señaló en su obra el jurista, filósofo y politólogo Norberto Bobbio, “la democracia no es el mejor sistema político, pero es el menos malo que se ha creado a fin de distribuir el poder entre los diferentes grupos sociales, pues no sólo se representan a las mayorías sino también a las minorías”.

Carlos Barreto Zamudio, profesor investigador de la Facultad de Humanidades dijo que “votar significa contribuir a perpetuar el sistema. Votar por el menos peor, por el que menos robe, por el que no va a ganar, deriva en ofrecer elementos justificativos para la asignación presupuestal, que es el interés inmediato, y el premio de consolación para el perdedor, de cualquier forma miembro de una clase política monolítica”.

Barreto Zamudio añadió que cuando el votante reflexiona en que no hay por quién votar, es porque efectivamente no lo hay. “¿Qué hacer? ¿Voltear a modelos autonómicos? Quizá. Es preciso explorar alternativas al paradigma democrático. 

El fracaso democrático mexicano, incluido el morelense, es la cara más visible de la miseria de un sistema de partidos que no es, que no debiera ir más”.

Enrique Álvarez Alcántara, titular del Programa Universitario para la Inclusión Educativa y Atención a la Diversidad y académico de la Facultad de Psicología, dijo que “si queremos –y ello es lo deseable—que de manera pacífica transformemos este estado, será necesario unificar a todos los que concordamos para convocar a un Proceso de Refundación de la Nación, a través de un Congreso Constituyente, que puede presentar un Pacto de Gobernabilidad Democrática”.

Álvarez Alcántara propuso que la agenda de dicho congreso debiera concentrarse en los puntos de libertad inmediata e incondicional a todos los presos políticos; realizar investigación fundada, ética y justa sobre los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, con la participación de los padres de los jóvenes; contar con el compromiso explícito de las fuerzas armadas, de la marina y de los poderes fácticos, de asumir como camino a seguir los acuerdos emanados del Congreso Constituyente; y crear los programas de Nueva Política Económica, Nuevo Sistema de Justicia, Nuevo Sistema Político Electoral, de Gobierno centrado en Políticas de Educación y Salud para el Pueblo, y de Gobierno que contemple los Acuerdos de San Andrés.

También participaron en esta mesa de análisis, Jesús Chávez Moreno, alumno de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FDyCS) quien abordó el tema desde el contexto de vacío electoral; y la estudiante Laura Itzel Rojas de la Facultad de Enfermería, quien hizo una reflexión sobre las razones de por qué ir o no a votar.

 

 

Por una Humanidad Culta