21-07-2020

Participa rector de la UAEM en análisis de la educación en tiempos de pandemia

BOLETIN DE PRENSA

Boletín No. 3455

Ciudad Universitaria, 21 de julio de 2020.

 

 

Uno de los retos de las universidades públicas, después de la pandemia del Covid-19, es centrar el modelo de enseñanza en los estudiantes, propuso el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Gustavo Urquiza Beltrán, al participar en el Coloquio virtual Mesa de Rectores: Desafíos y nuevos paradigmas para la educación en tiempos de pandemia.

A invitación de la Universidad Pontificia de México, la Mesa de Rectores, reunió este martes 21 de julio, además del rector de la UAEM, Gustavo Urquiza, a José Emilio Baños Ardavín, rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP); Margarita Teresa de Jesús García Gasca, rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), y a Mario Ángel Flores Ramos, rector de la Universidad Pontificia de México.

En su participación, Gustavo Urquiza, planteó la necesidad de que toda la  investigación científica que se realiza en las universidades debe enfocarse a resolver los problemas de la sociedad, así como profundizar en una cultura de la salud, porque en la pandemia quedó de manifiesto que la población presenta múltiples enfermedades como la diabetes, hipertensión y obesidad.

Urquiza Beltrán agregó que se requiere fortalecer la investigación en nuestro país para no depender de la tecnología del extranjero, además de invertir más en las universidades que desarrollan proyectos de beneficio social, “dicen que tenemos que reinventar, yo diría que transformar la educación, para tener una práctica docente más horizontal, que contribuya al sistema de aprendizaje y habilidades del estudiante. Ya no somos solo docentes, somos facilitadores del aprendizaje”, dijo el rector de la UAEM.

Gustavo Urquiza, expuso que otro de los retos es reforzar la educación virtual en el dominio de tecnologías y nuevas técnicas pedagógicas que garanticen a los estudiantes la conectividad, frente a un inicio de semestre que se plantea con una modalidad híbrida presencial-virtual.

Finalmente, el rector anunció que en la UAEM se trabaja en un programa de salud mental para atender a sus 43 mil estudiantes y cerca de 6 mil trabajadores, con el objetivo de procurar la salud de la comunidad universitaria.

Los rectores coincidieron que ninguna universidad estaba lista para impartir clases a distancia, lo que en poco tiempo los obligó a adaptarse y resolver el tema con muchos esfuerzos de los docentes.

Emilio Baños Ardavín, señaló que para las universidades es tiempo de temple y audacia, para abrazar cada una su misión y su razón de ser, y buscar soluciones desde su realidad, por lo que propuso siete desafíos  educativos  en el mundo del Covid-19: ecológico, antropológico, epistemológico, ético, social, técnico y de gestión.

Por su parte, Margarita Teresa de Jesús García Gasca, cuestionó la reacción tardía de la ciencia frente a esta pandemia, “en 2007 ya habían salido estudios sobre los mercados frescos en China, y el riesgo que implicaba la venta de animales vivos, de los que no sabemos su estado de salud y el contagio entre especies”, señaló.

A su vez, Mario Ángel Flores Ramos, de la Universidad Pontificia del México, manifestó que ante la pandemia que afectó a la humanidad y la ha puesto en dificultades laborales, económicas y administrativas, “no es casual que las universidades hayan reaccionado y aceptado desde la ciencia la existencia de la pandemia, además de buscar soluciones científicas en un intento de evitar que su impacto se prolongue”.

 

 

Por una humanidad culta

Una Universidad de excelencia