EL HUMOR EN TIEMPOS DEL CÓLERA